viernes, 10 de febrero de 2012

Skin - Hasta la Vista, Baby!

1998. Vamos hoy con una banda de la que se esperaban grandes cosas en los 90 pero, quizá debido a los nuevos aires que corrían en el género en esa década, no obtuvieron el éxito esperado y sin duda merecido. Formados a principios de esa década por ex-componentes de bandas como Jagged Edge o Tokyo Blade los amigos de Skin (no confundir con la ex-miembro de Skunk Anansie) nos ofrecían un hard-rock a la inglesa siguiendo la estela de grupos como Little Angels o Thunder, convirtiéndose junto a estos en la avanzadilla británica de este estilo. Lo cierto es que a pesar de tener significativos apoyos, como el de Bruce Dickinson, cantante de Iron Maiden, el productor Keith Olsen, o meterse en una gira de teloneros de  Bon Jovi, su suerte fue pareja a la de los citados. Intentando no perder cuerda del discurrir de los tiempos en la música noventera endurecieron su propuesta y a la vez le añadieron sonidos más modernos, pero no sé muy bien porqué la cosa tampoco resultó y la banda decidió disolverse tras una gira de despedida cuyo fruto material es este doble CD que registra el que fue su último concierto en Londres.
Una década más tarde, ya en 2009, Skin se reúnen para actuar en el Download Festival. Se graban un acústico, otro LP y, de repente, se vuelven a separar. Pues vale. Y eso os cuento, un más que digno grupo inglés que se lo hacían muy bien en estudio y mejor en directo. Para más información consulte a su medico, farmacéutico o disquero habitual. ¡Salud! :-)

viernes, 3 de febrero de 2012

Alice Cooper - Love It To Death

1971. Allá vamos de nuevo con el primer gran disco de Alice Cooper. Como sabréis Alice Cooper, la banda, se formó a mediados de la década de 1960 y tras varios cambios de nombre adoptaron este, que también fue el nombre escogido como alter ego de su cantante, el ínclito Vincent Furnier. Tras un par de LPs en el sello de Frank Zappa, interesantes pero carentes de dirección, fichan por Warner en lo que sería el inicio de una ristra de fantásticos lanzamientos que abarcarían hasta la disolución de la banda tras el primer disco en solitario del Alice Cooper cantante. Vamos que de 1968 a 1974 estaba Alice Cooper, la banda, y a partir de 1975 podemos hablar de Alice Cooper en solitario, con formaciones de lo más cambiantes. En mi humilde opinión un tremendo error, por cierto, ya que disolvió una potentísima banda para iniciar una deriva musical con algunas luces (primeros discos) y muchas sombras (el cambio de década de los 70 a los 80 no le sentó demasiado bien). También es verdad que "Muscle of Love", último con la banda, había defraudado y quizá era necesario un cambio de tercio y la colaboración con otros músicos. En fin, sea como sea lo cierto es que este tercer disco que hoy nos ocupa les puso en la senda correcta, merced en particular al notable éxito del single "I'm Eighteen" o pepinazos como "Long Way To Go" o "Is It My Body". Acompañaban a nuestro hombre en estos primeros discos Glen Buxton y Michael Bruce a las guitarras, Dennis Dunaway en el bajo y Neal Smith a la batería. Ea, no me enrollo más. Clasicazo. ¡Salud!