Seguidores

jueves, 27 de mayo de 2010

Bambino - La Fuerza del Destino

2001. A ver, antes de nada me gustaría aclarar que no tengo ni idea de flamenco y que tampoco pretendo epatar al personal al descolgarme con este disco, pero lo cierto es que desde la primera vez que lo escuché me cautivó la pasión y desgarro con que Bambino se enfrenta a los clásicos que componen este recopilatorio, que no es el mejor del mercado pero permite un acercamiento adecuado a la obra del de Utrera (son sólo 15 temas, pero bueno, poco a poco). Una obra compuesta fundamentalmente de versiones que llevaba a su terreno con la naturalidad que sólo tienen los grandes, versiones que hacía suyas hasta el punto de que jamás volverían a sonar igual en las voces de otros. Coplas, boleros, rancheras e incluso tangos tomaban una nueva dimensión al pasar por su garganta. Como dijo Camarón: "Artista de artistas", frase que además da título a la recopilación más completa que se ha publicado. Como tampoco es que esté muy inspirado me voy a limitar a añadir la escueta información de la Wikipedia y váis que chutáis... ;-)

Miguel Vargas Jiménez, (Utrera, Sevilla, 14 de febrero de 1940 - Utrera, 5 de mayo de 1999), conocido en el mundo artístico por el sobrenombre de Bambino, fue un cantante Andaluz.
Hijo de Manuel Vargas Torres El Chamona y de la bailaora Francisca Jiménez Ramirez La Frasquita, y sobrino del cantaor Manuel de Angustias, se sintió atraído por el cante desde niño, pero en su juventud tuvo que trabajar, entre otros empleos, en la barbería de su padre. Poco después comenzó a introducirse en el campo musical y debutó como artista profesional en la Venta Real de Antequera (Málaga), a los 21 años. Allí cantaba una versión por rumbas de "Bambino Piccolino", canción italiana que popularizó Renato Carosone y que dio a Miguel su nombre artístico.
Comprendió desde el principio que no quería encauzar su carrera dentro de los moldes habituales del cantaor andaluz y prefirió correr el riesgo de buscar su propio estilo. Se dedicó a la interpretación de bulerías, rumbas, coplas y boleros, dentro de un "pseudo flamenco" al que supo infundir una fuerza y un temperamento que no tardaron en proporcionarle la gran popularidad que llegó a tener.
Un dominio excepcional del compás, sus desgarradoras experiencias vitales y sobre todo la peculiar personalidad de Bambino, se vieron reflejados en una larga carrera con actuaciones en teatros, tablaos (fue contratado en los más importantes tablaos de Madrid como Torres Bermejas o Canasteros) y giras por toda España, así como en su numerosa discografía.
Miguel Vargas vivió sus últimos años en Utrera, apartado de la música por un tumor de garganta que acabaría quitándole la vida.
El 5 de septiembre de 2005 se levantó en Utrera, lugar de nacimiento y muerte de Bambino, un monumento en su honor. (Fuente: Wikipedia)

Comprar en Amazon, AmazonUK, DeFlamenco.com o ZonadeCompras.

Otro que tampoco está en Spotify...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bueno, Sr. Mondongo.
Hace tiempo que un amigo me enseño a Bambino, y la verdad es que el hombre tiene fuerza, mucha fuerza, ... comparable con cualquiera de las más grandes (sin querer entrar en debates, parece una de las folcloricas)... grandes temas,como "payaso" lo abalan.

Saludos y abrazos,

R. NEgro

javistone dijo...

Uff mon,... ahi me has descolocado... Not my cup of tea. Al venir de ti le echaré una oreja, pero ahora mismo en el trabajo con curro hasta las cejas igual no es el momento de descubrir el talento de este buen hombre.
Por cierto, passssssssssada de cabecera tio.

txinomandinga dijo...

Yo tambien quedé totalmente alucinao con tu entrada, me gusta más la anterior de North Mississippi, pero... hay cosas del flamenco que me gustan mucho y a este lo voy a escuchar con detenimiento...veremos!!
salud y gracias!!

Pep Sonic dijo...

Pues la verdad es que yo también me he llevado una sorpresa con este post, jejeje.

En fin, a mi particularmente nunca me ha gustado el flamenco y por la edad que tengo no creo que nunca me vaya a gustar, aunque seamos prudentes y no digamos "nunca jamás".

Un saludo Mr. Mondongo y por supuesto muchas gracias por todo.

Sr. Mondongo dijo...

Jajajaja, no pretendía "descolocar" al personal, lo prometo, pero bueno, ahí está para el que quiera probar. Casi todo son clasicazos con cientos de versiones a sus espaldas, pero hechas por este tipo tomaban otra dimensión. Grande Bambino, muy grande, es una debilidad personal.

Por otra parte, me gusta que guste la nueva cabecera, los méritos para Nermot, autor de la foto (bueno, y para el que la fabricó :-))

Saludos y gracias por pasar!

The Kid dijo...

Curiosa entrada y no menos sorprendente la imagen bíblica (no?) que te has marcado para presentar nuevamente el blog. Por cierto, de buen rollito no parecen los compradres que aparecen en esa vidriera (parecen los cobradores de la SGAE de hace 20 siglos)

Nermot, te has caído del caballo del metal y has visto la luz?

:)

Lobo Eléctrico dijo...

Mitiquísimo Bambino, grande entre los grandes y con recopilata en toda regla editado recientemente por RTVE para pagar una deuda histórica, doble CD y DVD. Gitano, flamenco inconoclasta y homosexual, tenía todas las papeletas para convertirse en un leproso social en la retrógada carpetovenia franquista, pero su arte, tan potente como un haz de neutrones, le proyectó hacia el "stardom" ibérico. Pura vida.

mar-abunta dijo...

Diga que sí Sr., bajo mi punto de vista tampoco hay que ser un entendido en nada para llegar a apreciarlo. Solo estar abierto y ser un poco sensible ante el arte. Las músicas del mundo son un regalo, y el flamenco, al igual que el Blues, es una música de raza con toda la emoción que eso conlleva.

De paso me acabo de hacer fan tuya en facebook, un abrazo!

Anónimo dijo...

Gracias Sr. Mondongo! Ésto me ha llegado al alma. "Tú tenías mucha razónnn no te hice caaasoo..."

jeremiah johnson dijo...

Es una lástima que en este recopilatorio falte la que es su mejor canción, "El reloj". Si podeis oírla por algún lado no os la perdais.