domingo, 21 de marzo de 2010

Jimmy Dawkins - Fast Fingers

1969. Ya hemos hablado tangencialmente de Jimmy Dawkins al comentar un disco posterior de Mighty Joe Young, pero ahora regresa al Reino con el que fue su primer LP en solitario, este "Fast Fingers" que quizás es también su mejor disco. Lo de siempre, tipo que nace en Mississippi (en concreto Tchule) y que se pira a Chicago a mediados de los 50 para buscar una salida a su talento y dejar atrás su trabajo como conductor de bus en su tierra natal. Se convierte en protegido de Billy Boy Arnold y allá en el West Side se hace coleguita de grandes como Luther Allison o Magic Sam. Este último le presenta a Bob Koester, jefazo de Delmark Records, con el que grabaría este disco que hoy recomendamos y un segundo un par de años más tarde ("All for Business", 1971), amén de colaborar con otros artistas de la casa como Carey Bell, Sleepy John Estes o los ya citados Luther Allison o Mighty Joe Young. Además participó en discos y giras de otros artistas como Jimmy Rodgers o Koko Taylor. Vamos, que en aquella época no paraba. Lamentablemente su presencia en la escena y la calidad de sus discos fue en descenso, aunque hay varios trabajos posteriores más que interesantes, pero eso, amigos, es otra historia. De momento disfrutad de este "Fast Fingers" que es, sencilla y llanamente, una delicia. Salud!
Esta reedición de 1998 viene completada con dos temas extra cuya parte vocal fue regrabada por el propio Jimmy para la ocasión. No me preguntéis el motivo.

Comprar en Amazon (baratito), AmazonUK (caro de cojones) o Play.com (precio intermedio, pero sin gastos de envío)
No está en Spotity, qué vida más cruel... :(

sábado, 13 de marzo de 2010

Montrose - Paper Money

1974. Otros que ya aparecieron por aquí hace tiempo, pasando sin pena ni gloria, por cierto... Ronnie Montrose guitarrista y fundador de la banda se formó como músico de sesión colaborando con artistas tan dispares como Beaver & Krause, The Beau Brummels, Herbie Hancock, Gary Wright, Dan Hartman o Van Morrison. También colaboró con Boz Scaggs o Edgar Winter, para más tarde rechazar una oferta de Mott The Hopple para encargarse de la guitarra solista (esto por lo visto ha sido negado por Ronnie, a pesar de aparecer en las notas del disco) ya que tenía en mente formar su propio grupo. Como os decía ya aparecieron en el Reino con el primer y homónimo disco y vuelven ahora con el segundo y que a la postre fue el último con Sammy Hagar a la voz (más tarde artista en solitario y sustituto de David Lee Roth en Van Halen). La banda sufrió la baja de Bill Church, que fue sustituído por Alan Fitzgerald en el bajo y estaba completada por el fantástico Denny Carmassi tras los tambores. No os voy a engañar, este lanzamiento no se acerca a la grandeza de su debut, pero aún así tiene unos cuantos temas altamente disfrutables, como la contundente "The Dreamer", la instrumental "Starliner" o la mítica "I Got The Fire" que muchos conocimos por la versión de Iron Maiden y de la cual os pongo por ahí abajo un video de youtube de las sesiones de grabación (brutal solo, amiguetes). También en youtube se puede ver el mismo tema en directo, aunque con algún defecto en forma de ralentí musical, presumiblemente al digitalizar un viejo VHS. Pues eso, una de las bandas norteamericanas más influyentes en lo que a hard rock setentero se refiere y que nunca está de más recordar. Que os guste.


Comprar en Amazon, AmazonUK o Play.com.
Este tampoco está en Spotify...

miércoles, 10 de marzo de 2010

Little Milton - Blues 'n Soul

1974. Vamos de nuevo con uno de los artistas que más veces ha aparecido por este blog, el genial Little Milton, al que no pienso dejar de reivindicar, avisados estáis... En este álbum el bueno de Milton está acompañado por algunos de los mejores músicos de sesión de Stax, músicos bregados en mil batallas que dan una sólida base a nuestro héroe, como son Bobby Manuel y Michael Toles a las guitarras, Lester Snell al piano, William Murphy y David Weatherspoon al bajo y Willie Hall en la batería. Sin olvidar, como era costumbe en la casa, los vientos de los Memphis Horns.
Creo que habiendo hablado ya tres veces de él no voy a añadir nada nuevo, además el título del disco no da lugar a equívocos, Milton sigue ahondando en su perfecta fusión de blues y soul en el que quizá es su disco más inspirado de la etapa en Stax, sello que, por cierto, quebró poco después, cerrando una época gloriosa para el género. Sólo añadir que Milton, como no podía ser de otra manera, estaba en un estado de forma increíble, vaya vozarrón, señores! Requeterecomendado.
Compra en Amazon, AmazonUK o Play.com.
Escuchar en Spotify.

lunes, 1 de marzo de 2010

Manitoba's Wild Kingdom - ...And You?

1990. Como a casi todo en esta vida, también llegué tarde a los Dictators. El refrán dice que "nunca es tarde si la dicha es buena", así que vamos al lío. Poniéndonos en antecedentes hay que retroceder a mediados de los años '70 con la creación de Dictators y sus múltiples cambios de formación, una constante en la vida de la banda. Tras tres sobresalientes discos de estudio ("Go Girl Crazy!" -1975-, "Manifest Destiny" -1977- y "Bloodbrothers" -1978-), la banda se separa por, bueno, lo de siempre, desavenencias entre sus miembros. Cada uno tira por su lado, Manitoba de taxista, Shernoff como productor, pero lo más curioso es que Ross Friedman, el guitarra, más conocido como Ross The Boss, tras un breve paso por la banda francesa Shakin' Street, forma junto con Joey DeMaio la ultrametalera banda Manowar, donde pudo practicar el rol de guitar hero hasta hartarse. Un cambio curioso visto desde la perspectiva actual, aunque no hay que olvidar que Manowar (un día de estos los reivindicaremos, ¿qué te apuestas?), a pesar de ser relacionados con el metal más ortodoxo, tuvieron unos comienzos bastante rockandroleros (dentro de lo que cabe). En 1986 y desde entonces de manera ocasional, Manitoba se reunió con Shernoff y Daniel Rey en la banda Wild Kingdom. Al dejar Manowar tras el álbum "Kings Of Metal" (1988) Ross The Boss entra en la formación en sustitución de Rey. Con la adición de J.P. "Thunderbolt" Patterson a la batería, la banda pasa a llamarse Manitoba's Wild Kingdom y ya está liada de nuevo. Poco después se publica este primer y único disco que puede ser considerado por derecho propio, por sonido y por formación, como el cuarto álbum de Dictators. Con una portada no exenta de polémica (la foto está extraida de un póster de reclutamiento nazi) que no aclara nada sobre el contenido del disco, nos adentramos en una sucesión de riffs punkrockeros en la más pura línea Dictators, canciones coreables y diversión rockera. Pero, ay, llegados a la mitad la cosa se pone incluso mejor. El amigo Ross se debió traer unos riffs de los del taparrabos y el sonido se endurece de una manera considerable. Casi como tener dos discos en uno. Tiene una pega el disco, una sola, y es que se hace muy pero que muy corto (poco más de 26 minutos) y no será extraño que se acabe y le vuelvas a dar otra vez al play (o la vuelta). Incluso una tercera que es por la que voy yo. Ya digo que engancha. A pesar de ser acogido de manera excelente por crítica y público el grupo se vuelve a romper (y vuelve a reencarnarse en Dictators) y, bueno, aquí me quedo, que por hoy ya está bien. Discazo, pero discazo guapo. Palabrita de Mondongo.
Comprar en Amazon (asequible) o AmazonUK (caro de cojones).
Otro que no se puede escuchar en SPOTIFY...