Seguidores

lunes, 25 de agosto de 2008

Slayer - South Of Heaven

Yeah! Molestemos a los vecinos una vez más. Cuarto álbum de los californianos Slayer, donde se mestran más comedidos que en el precedente "Reign in Blood" (1986). Dicen que ante la imposibilidad de hacer un disco mejor decidieron ralentizar su sonido, dándole más densidad. Ciertamente aquel no ha sido superado, pero este "South of Heaven" (1988) nos muestra un sonido que también ha sido seña de identidad de la banda. Canciones como la que le da título al disco la tremebunda "Mandatory Suicide" (vaya riff primo!)han sido parte permanente de su set list en vivo. También decidieron rendir tributo a Judas Priest versioneando "Dissident Agressor" que los ingleses incluyeron en su "Sin After Sin" (1977). Rick Rubin, productor del disco y propietario de la discográfica que lo publicó (Def American) sigue haciéndose un nombre en el mundo de la música y con Andy Wallace, encargado de las mezclas y otro mito en el mundo del metal, componen un tándem demoledor, que junto con la banda codifica para siempre el sonido thrash metal. Clasicazo imprescindible si te van los sonidos metaleros.

Más Slayer:

3 comentarios:

Mr. Ferdinand dijo...

¡¡Santísimo cristo de cabrera!!, veo que no para de dar buenas y contundentes lecciónes de buena musica sr.
Como bien decía en la entrada de los "Accept": inyección de energía súbita y persistente, si señor, estos señores me los metía en mi tochazo de walkman, agarraba la bici (me crié en un pueblo), y bajaba una cuesta kilométrica con la camiseta abierta. La sensación que tuve con estos demonios del Rock, es inenarrable. Y que decir de los Slayer, rotundos e imprescindibles.
Grandes saludos de uno que anda medio recuperado de unas fiestas Vitorianas draconianas.

Anónimo dijo...

Con los Slayer a toda castaña hasta yo me subo el Alpe D'Huez de un tirón. Estas bestias pardas todavía siguen fabricando artefactos demoledores para nuestros (ya castigados) oídos.

Sr. Mondongo dijo...

Oye, Slayer (o Accept) y ciclismo es una ecuación que no he probado, la verdad, pero pensándolo bien esa tralla tiene que dar fuerzas para pedalear, sin duda. Ahí seguimos, rescatando gemas metaleras. Cierto que Slayer siguen dando guerra como en los "buenos tiempos"
Saludos a los dos!

Sr. Mondongo