Seguidores

jueves, 26 de febrero de 2009

Cinderella - Heartbreak Station

1990. Es la primera vez que aparecen por aquí así que escojo la que creo que es su mejor obra, este "Heartbreak Station" que fue su tercer disco. Tras dos LPs más cercanos al glam metal deciden seguir la senda iniciada timidamente en el anterior y se decantan por un sonido más clásico anclado en el hard setentero y con notables influencias hard-blues. Desgraciadamente el disco fue un relativo fracaso en lo comercial, quedando atrapado en tierra de nadie entre el hard angelino, glam metal y similares que triunfaba a finales de los '80s y el grunge que ya empezaba a despuntar, no logrando enganchar al público y en cierta manera decepcionando a sus fans anteriores. Pero ya os digo que el mundo es así de injusto, su mejor disco fue su menor éxito y tras un disco posterior la banda se separa incapaces de capear el temporal de unos tiempos que no acompañaban su propuesta musical. Destacar también los arreglos orquestales a cargo del bajista de Led Zeppelin, John Paul Jones, las colaboraciones de los Memphis Horns, del teclista Ken Hensley (Uriah Heep, Blackfoot...) entre otros o el hecho de que de a los mandos técnicos estuvieran el tándem Thompson-Barbiero, responsables en parte del sonido de los primeros discos de Tesla o Guns N' Roses. La banda estaba formada por Tom Keifer (voz, guitarras, dobro, lap steel, teclas), Eric Brittingham (bajo), Jeff LaBar (gitarras, slide) y Fred Coury (bateria y coros). Un disco ya clásico y más que recomendable.

7 comentarios:

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Que duros fueron los ochenta, jajaja.
En serio, es bueno saber con que disco introducirse en la mùsica de estos pollos, llevo mucho tiempo oyendo hablar de ellos y no sabía por dónde empezar.

Bel dijo...

la oportunidad de deleitarme con esta joya en la casa de un amigo hace tiempo... realmente destacable entre los discos de la banda... que en mi modesta opinión, manejan una calidad exquisita en general...
Últimamente he estado pegadaza al 1er single de su live Little Rock, The more things change.
Ampliamente agradecida por recordarme esta pieza perdida en las entrañas de mi cerebro

Anónimo dijo...

Desues de darme de alta en el blog.

Que tengo que hacer???

jordiropa@hotmail.com

Niño Borreciégano dijo...

Claro que sí, clásico desde ya, ahora hay mucha coñita con la época de las bandas angelinas, pero discos así sonaban cojonudamente entonces y todavía hoy cargan de energía hasta los muertos. Grande la voz del Keifer!

Tennessee Rose dijo...

Ahora Tom Keifer tiene jodidas las cuerdas vocales. Pero Cinderella siempre me han encantado. A pesar de que como han dicho, hay mucho cachondeo con lo del "hair metal", son de esos grupos que si eres joven te llenan de ánimo la existencia y te incitan a salir de fiesta por la mañana y volver a la mañana siguiente. Y si eres un poco mayor te hacen sentir más joven aún.

jaytowerr dijo...

Una de mis bandas favoritas.Cuando comencé mi blog el primer post gordo que escribí se lo dedique a ellos,y este disco es enorme,mas ahora incluso que entonces,es intemporal,un clásico.Un saludo

MulaDeCargaHeavy dijo...

Este disco me lo compré en 1996 en Florencia... En Salamanca por entonces no era capaz de encontrarlo. Es 1 de sus discos más eclécticos junto con el "STILL CLIMBLING" pues aúna 1 poco de hard rock (como la primera, "The more things change"), a partir de ahí el resto del album es 1 mezcolanza bien diseñada de estilos variopintos, como blues, country, southern rock... con 1 gran presencia de la guitarra slide. Me acuerdo mucho del single "Shelter me" donde hablaban de la esposa de Al Gore ("Tipper lidera la guerra contra la industria del disco, ella dijo que vio al diablo en su MTV..."), tb la baladita quedona "Heartbreak station" o el himno marchoso "One for rock and roll". Un album realmente inspirado...