Seguidores

jueves, 23 de julio de 2009

Marvin Gaye - At The Copa

1966. Esto que tengo hoy entre manos es la excelsa edición de 2005 de un concierto grabado en 1966 en el Club Copacabana, exclusivo club neoyorquino que ya había visto la actuación de otras ilustres del sello Motown como eran The Supremes, el grupo en que se dio a conocer Diana Ross. Además era escenario habitual de grandes artistas de la época y de todos los tiempos como Frank Sinatra, Sammy Davis Jr. o Nat King Cole. Por lo visto Berry Gordy, el capo de Tamla-Motown, no quedó satisfecho con el resultado final y esta grabación, a pesar de tener incluso una referencia asignada en el catálogo de Motown, quedó guardada en un baúl hasta hace 4 años escasos. El hecho del prolongado "cautiverio" de este disco no tiene en absoluto que ver con la calidad del mismo. La razón fundamental fue que Gordy no vio con buenos ojos una grabacion donde Marvin demuestra toda su versatilidad y variedad de registros, escapando del sonido Motown que Gordy imponía a todas sus producciones. Aquí el bueno de Marvin emula a grandes del género como Jackie Wilson o Sam Cooke que no tenían ningún problema en interpretar "standars" si la ocasión lo requería, mezclando swing, soul y un enorme sentido del espectáculo a partes iguales. El repertorio se compone de clásicos de Porter, Holland/Dozier/Holland, por supuesto Gordy que firmaba todo lo que le dejaban y más, hasta se acerca a Brasil con un tema de Edú Lobo. Está acompañado de una orquesta de composición desconocida y tiene un sonido que es una delicia, lleno de matices y variedad, se puede oir perfectamente al público y hasta juraría que varias veces se oyen copas brindando, ya no se graban los discos así. En fin, que como os digo es una pequeña rareza en la discografía de este hombre, inédita hasta hace poco y que nos muestra el primer Marvin Gaye, bastante alejado de los discos posteriores de Motown por los que es más recordado, ya sabéis, "What's goin' on", "Let's get in on" y demás, aunque tampoco podemos olvidar sus discos de duetos con Mary Wells (que de hecho es anterior a este directo), Tammi Terrell u otros clásicos como "I heard it through the grapevine", todos más que disfrutables. Lo cierto es que este tipo tiene una de las discografías más sobresalientes que uno pueda imaginarse. Pues eso, sobretodo para completistas pero también para aficionados con un poco de curiosidad, como es mi caso. ¡Que viva el cabaret, chavales! "That's entertainment!"

8 comentarios:

Ale dijo...

Lo pueden escuchar vía Spotify (no es ilegal, si tienen cuenta en Spotify es totalmente legal).

Gracias por la recomendación, da gusto leer reseñas como las de este blog.

javistone dijo...

Me acabo de bajar toda la discografia de sam cooke, no sabe usted lo contento que estoy desde entonces.

Il Cavaliere dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tantangao dijo...

No sabía que tenía este disco. Gaye era demasiado bueno. Oyendo el directo asusta todo lo que podía hacer este tipo. Gracias por recomendarlo.

Agú dijo...

Impresionante, el disco, me lo he escuchado dos veces del tirón.
No sabía de su existencia, cambia mucho del habitual Marvin Gaye.
Me ha recordado a otros impresionantes conciertos celebrados en el mismo lugar, como el de Sam Cooke (uno de los directos más intensos que he oido en mi vida (grabado por supuesto))
Saludos y gracias de nuevo por tus posts.

Agú dijo...

Por cierto que en Spotify faltan los de Sam Cooke y Las Supremes pero al menos está éste.
Es una lástima porque aunque los tengo, cada vez me da más pereza poner cds.

Jorge desde el culo del mundo dijo...

Me viene a la cabeza una frase de Keith Richards alabando la riqueza cultural negra, teniendo en cuenta que estos tipos no vinieron por su cuenta a América...
Saludos Mondongo, voy a buscar bajar esta joya por ahí, ya que en esta parte del mundo sólo se consigue (si se dá) importado, lo que significa que saldría, suponete un riñon y algo de médula espinal.
Un abrazo desde el triángulo cada vez más hundido de sudamérica.

Lobo Eléctrico dijo...

Mondongueras, cada vez te veo más negro. Esto es como el agua que respiras o el aire que bebes (¿o era al revés?), imprescindible para curar espíritus maltrechos y seducir a ardientes féminas. La pena es que la mayoría de los discos de la primera etapa de este este hombre son muy difíciles de conseguir, quizás con la política de reediciones del aniversario de Motown nos den alguna sorpresa. Y si no, tienes la caja "The Master" para profundizar en el legado del más grande Soul Man de la historia... que me perdonen Marvin y Sam.