Seguidores

miércoles, 30 de abril de 2008

Buen viaje Dr. Hofmann

Muere Albert Hofmann, descubridor del LSD
El químico suizo fallece en Basilea a la edad de 102 años
EFE - Basilea - 30/04/2008

El químico suizo Albert Hofmann, descubidor del LSD, falleció este martes a los 102 años en su domicilio de Burg (cantón de Basilea), informó hoy el ayuntamiento de esa localidad.

El LSD es una droga de poderosos efectos alucinógenos ante la que sucumbieron artistas e intelectuales, y que influyó significativamente en la música, el arte, la moda, los estudios sobre la consciencia y las terapias psiquiátricas durante los últimos sesenta años.
Hofmann (Baden, 1906) trabajó en los laboratorios Sandoz entre 1929 y 1971, periodo en el que realizó investigaciones que le condujeron al desarrollo de exitosos medicamentos. Pero su entrada en la historia se debió al descubrimiento del LSD, que ocurrió por accidente el 16 de abril de 1943, cuando se encontraba estudiando los alcaloides del tizón del centeno con el fin de crear un estimulante de la circulación y la respiración.
Cuando había encontrado el vigésimo-quinto compuesto de la sustancia que investigaba, el científico hizo caer por descuido una gota sobre la mano, lo que provocó su aturdimiento a causa de sensaciones inesperadas, como angustia, vértigo, visiones sobrenaturales, objetos en movimiento en el espacio, así como sentimientos de felicidad y gratitud.
Una prueba que realizó tres días después le produjo los mismos efectos, según relató en sus obras. Hace dos años, la comunidad científica de Suiza le rindió un homenaje por su centenario, bajo la forma de un seminario internacional, en el que se analizó la trascendencia de su descubrimiento. En esa ocasión, Hofmann dijo que el LSD es “a pesar de todo, algo especial”, que actúa sobre la consciencia y es “el elemento que distingue al hombre del animal”.
Durante años, el LSD fue utilizado como una sustancia médica en psiquiatría y neurología, y producida industrialmente bajo la forma de comprimidos y ampollas por Sandoz entre 1947 y 1966, aunque su acceso estaba limitado al cuerpo médico.
Sin embargo, los abusos en su utilización, particularmente en Estados Unidos, provocaron su prohibición y la farmacéutica dejó de producirla. En su larga vida, la curiosidad científica de Hofmann no se redujo al estudio de sustancias sintéticas, pues investigó también toda una serie de plantas originarias de Sudamérica y México causantes de efectos similares al LSD y utilizadas en ceremonias mágico-religosas. Entre ellas, la ayahuasca, el san pedro, la iboga, el peyote y toda una serie de hongos alucinógenos.

PD: Reino de Mondongo, sección noticias de actualidad, se tenía que hacer eco de esta triste noticia dada la importancia del hallazgo del señor Hoffmann para el devenir de la música contemporánea. Texto extraido de elpais.com.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Los mejores viajes fueron con DR. Hoffman.

que lastima, pero quedaran todos sus cartones alucinogenos.
R.I.P

Markos dijo...

Esta bien que se haya muerto ese viejo de mierda jaja, ahora se tendria que morir el que invento la cocaina que es otra mierda

Sr. Mondongo dijo...

markos, el problema con las drogas está más en quien las toma que en la droga en sí misma. El señor Hofmann era un tipo excepcional, y su "contribución" a la ciencia (entre muchas otras) generó o colaboró a crear parte de la música que más me gusta. Si personalmente has tenido problemas con la droga ya te digo que el problema en realidad eras tú. Piénsalo.
Hofmann D.E.P.

Saludos

Markos dijo...

SOLO LE CAMBIO UNAS PALABRITAS: el problema con las ARMAS está más en quien las toma que en las ARMAS en sí mismas. El señor SMITH & WETSON era un tipo excepcional, y su "contribución" a la ciencia (entre muchas otras) generó o colaboró a crear parte de la música que más me gusta(MATO DESDE INDIOS A MUSICOS COMO LENNON O DIMEBAG). Si personalmente has tenido problemas con las ARMAS ya te digo que el problema en realidad eras tú. Piénsalo.

Por suerte no tengo problemas con las drogas, solo que veo a mi alrededor(en la calle) y no me gustaria q ningun ser querido caiga en la pala o el pako.
Hoy es ms facil decir soy loco, sino te tratan de careta y esta mal visto hablar mal de drogas.

tampoco me intereza polemizar ni convencer a nadie.
Cada uno es libre de hacer lo que quiera de su vida.
perdona por estos comentarios, solo tendria que avocarme a bajar musica

Sr. Mondongo dijo...

Markos, ¿me comparas ARMAS con DROGAS? Veo que en el tema de las comparaciones todo vale. Te aseguro, y apuesto a que a tí te pasaría lo mismo, que prefiero tener a mi lado a un tipo drogado que a uno armado. Las armas, per se, son instrumentos de violencia. Activa o coercitiva, pero violencia. Las drogas, a pesar de su origen, son utilizadas hoy día como método de "esparcimiento", con propósito lúdico, para entendernos. No me parecen, ni de lejos, comparables. Pero vaya, que yo tampoco quiero polemizar, lo único que tu primer mensaje me pareció en extremo irrespetuoso, más tratandose de un comentario sobre una persona (sí, persona, no lo olvides, por mucho que su "obra" te pueda disgustar)recién fallecida. Pero en fin, bienvenidos sean los comentarios de todo tipo.
Un saludo y no me lo tomes a mal.

F


PD: Por cierto, no veo mal el hablar mal de las drogas, cada cual con su opinión, pero sí veo de mal gusto hablar mal de los muertos, sobre todo cuando en realidad no los conocemos...

Anónimo dijo...

Sí, seguro que el LSD es una mierda... el hombre vivió hasta los 102 años!!!

Jajajaja!

Ojalá yo consiguiera de esas...