Seguidores

sábado, 7 de junio de 2008

Ronnie Spector - The Last of the Rock Stars

Ronnie Spector es conocida principalmente por dos hechos, a saber: Fue la cantante principal de un grupo de féminas de enorme éxito en los 60s, The Ronettes. La segunda es que fue esposa del que fue en gran parte responsable de su éxito, el excéntrico Phil Spector, de quién tomó el apellido que aún a día de hoy sigue utilizando. Phil fue creador de un estilo de grabación que llamaron "muro de sonido", que consistia a grandes rasgos en grabar capas y capas de instrumentos hasta conseguir una mezcla compacta y potente. El tipo además estaba bien loco, por no decir directamente que era un grandísimo hijo de puta, que llegó a encerrarla en casa y acabó por anular su carrera como artista hasta su divorcio y mucho tiempo después. Tras varios regresos a mediados de los 80s y a finales de los 90s (aquí ayudada por Joey Ramone) por fin vuelve por la puerta grande en este disco de 2006 donde demuestra quien es la "jefa del cotarro", y es que Ronnie tiene más clase en un dedo meñique que el 90% de las "rock stars" actuales. Colaboraciones de auténtico lujo entre las que podemos encontrar a Keith Richards, Patti Smith o The Raveonettes. Excepcional disco.
1967. Una foto de su época más gloriosa.

7 comentarios:

AussieJohn dijo...

Ah Ronnie.
Every red-blooded teenage boy's dream girl in the 60s!
The Crystals and the Supremes and the Shangri Las were great but the Ronnettes had Ronnie and she had that certain something!
She was good-bad but not evil....
Thanks for posting this, it will be an interesting listen.

Sr. Mondongo dijo...

Jajajajaja, también ahora mataríamos por una así eh!
La número uno en lo suyo, y vaya, cuanta clase conserva. El disco no es del estilo que le dió fama pero aún así me parece de lo mejor de lo que llevamos de siglo, es absolutamente adictivo!
Gracias por comentar AussieJohn, espero que te guste.

Mondongo

ElPozo dijo...

Da la sensación como si al Amy Wimehouse imitara a esta cantante de los 60s.

Evidentemente prefiero las producciones de Phil Spector.

Saludos

Sr. Mondongo dijo...

HOmbre, yo prefiero tb las Ronettes a cosas actuales, pero hay que decir que los dos discos de Amy están muy bien, al menos para mi gusto, otra cosa es que la sobreexplotación te haga cogerles un poco de manía, yo no soporto estar escuchando a cada rato la misma canción.

Mondongo

El corazón de los pájaros dijo...

Siempre me gustaron las Ronettes pero no he seguido su carrera. Hoy ha coincidido que me han comentado por la mañana que creían que venía a España Ronnie Spector, y por la noche, por pura casualidad, sin buscar el disco, doy con este nuevo trabajo en tu página que tampoco conocía hasta ahora. Estas coincidencias no se pueden dejar escapar y no he dudado un segundo en descargarlo. Voy por la segunda escucha y me tiene alucinado lo bien que ha madurado esta mujer. Me parece un disco desgarrador, cargado de dolor semioculto, pero al mismo tiempo muy esperanzador, enfrentándose con tal orgullo y desparpajo que da la impresión que no hay desgracia que no pueda superar. Una voz envejecida, pero más viva que nunca.
He estado echando un vistazo a tu blog y quiero aprovechar para felicitarte por la gran calidad de los discos, por el gran eclecticismo que muestras y por el esmero en la calidad del ripeo. Ahora mismo voy a suscribirme, no quiero perderme los consejos de los buenos maestros. A seguir así

96th Street dijo...

El 16 de agosto de 1963 desembarqué por primera vez en Nueva York (o, a decir verdad, en Hoboken, poblacho de New Jersey donde nació Sinatra y donde los atraques eran más baratos que en Manhattan), tras una interminable travesía a bordo de la 'potente' motonave Covadonga, de la Compañía Transatlántica. Era un chaval que descubría América. Enchufé la primera radio que encontré y busqué una emisora de 'Top Twenty', de las que entonces había tres ¡en onda media! en la Gran Manzana (WABC, WINS y WMCA); no sé cuál de ellas era, pero sí cuál fue la primera canción que escuché: Be My Baby. Nunca me había impresionado tanto un sonido como ése. En Europa no sabíamos nada del Wall of Sound (o, al menos, yo no sabía nada)... Desde entonces, y han pasado 45 años, nunca me he podido sacar de la cabeza las voces de Ronnie Spector y de las Ronettes...

Sr. Mondongo dijo...

Perdón a el firmante como "el corazón de los pájaros" por no haberte contestado. Tú "análisis" es muy acertado, desde luego la tipa no ha tenido una vida fácil (ya sabemos por qué, o mejor dicho por qué. Muchas gracias por tus palabras.
96th Street, joder, gran historia esa, estaría bien saber más de esas andanzas por el nuevo continente. POr cierot que eres de los vistantes "veteranos" del blog, por lo que veo ;)
NO me extraña que la canción te dejara tal recuerdo, y es que esta mujer, por encima de sus altibajos musicales, es muy pero que muy grande.
Un gran saludo a ambos!

Mondongo